La Ciencia, desde Morelos para el mundo.

Se realiza primer debate nacional sobre el futuro de la educación, la ciencia y la tecnología en México

 • Participan científicos y catedráticos de diferentes entidades e instituciones educativas y de investigación 

El Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México llevó a cabo el primer encuentro para debatir sobre el futuro de la educación, la ciencia y la tecnología en México con la participación de especialistas en la materia.

 En la primera mesa de debate se contó con la participación de Brenda Valderrama Blanco, presidenta de la Academia de Ciencias de Morelos quien afirmó que la iniciativa de Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnología propuesta por la senadora Ana Lilia Rivera Rivera es retrógrada, centralista y punitiva. “Dicha iniciativa propone, en su artículo. 9 fracción X, otorgar al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología facultades extraordinarias para suspender y cancelar programas, proyectos y actividades de investigación, aplicación y desarrollo tecnológico así como para suspender el régimen de patentes por tiempo limitado a petición del interesado o en los casos en que la Dirección General lo estime pertinente, extrapolando los conceptos de previsión, prevención y precaución originalmente dispuestos para la liberación de organismos genéticamente modificados”, destacó. 

En el foro también se abordó el tema de la modificación del artículo tercero constitucional que incluye suprimir conceptos como la evaluación educativa. Asimismo, se señaló como en la propuesta se eliminó de la fracción VII del mismo artículo el texto que dice ”Las universidades y las demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía, tendrán la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas; realizarán sus fines de educar, investigar y difundir la cultura de acuerdo con los principios de este artículo, respetando la libertad de cátedra e investigación y de libre examen y discusión de las ideas; determinarán sus planes y programas; fijarán los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico; y administrarán su patrimonio…”. 

Los investigadores señalaron que, de concretarse, la aprobación de estas iniciativas desaparecería del marco jurídico los conceptos de autonomía universitaria, de libertad de cátedra y, en consecuencia, de libertad de investigación. “Atentar contra las libertades científicas no solamente sería un retroceso filosófico y jurídico sino que, en estos momentos en que la transformación del mundo depende del conocimiento, nos pondría en franca desventaja contra otros países, ahondando aún más nuestra dependencia científica y tecnológica y alejándonos de la verdadera soberanía”, enfatizó Valderrama Blanco. 

También participaron Jorge Cadena-Roa del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades UNAM, Rafael Loyola Díaz y Roberto Rodríguez Gómez del Instituto de Investigaciones Sociales UNAM, Manuel Gil Antón del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México, de Imanol Ordorika Sacristán del Instituto de Investigaciones Económicas UNAM y Michelle Chauvet Sánchez Pruneda de la Universidad Autónoma Metropolitana, entre otros que también abordaron la polémica sobre la ley de bioseguridad.
 

Tags