La Ciencia, desde Morelos para el mundo.

La tecnología infrarroja usada en termómetros

La tecnología infrarroja usada en termómetros

Araceli Hernández Granados y Horacio Martínez

 

Araceli estudió Ingeniería Industrial en la Facultad de Ciencias Químicas e Ingeniería (FCQeI), maestría y doctorado en Ingeniería y Ciencias Aplicadas en el Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas (CIICAp) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). Actualmente se encuentra haciendo su posdoctorado en el Grupo de Física Atómica, Molecular y Óptica Experimentales (FAMO) del Instituto de Ciencias Físicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (ICF-UNAM), campus Morelos. Horacio Martínez es Investigador Titular “C”, es jefe del grupo de Espectroscopia del ICF-UNAM, pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, nivel III y es miembro activo de la Academia de Ciencias de Morelos.

 

Esta publicación fue revisada por el comité editorial de la ACMor.

 

 

El 11 de marzo del presente año la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró activa en México, la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2 (Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2, en inglés o Síndrome Respiratorio Agudo Severo, en español). Este virus produce la enfermedad de COVID-19 la cual ha cobrado a la fecha la vida de 537,815 personas y se han reportado más de 11,800,000 casos positivos en todo el mundo. Por ello diversas instituciones han emitido medidas básicas que ayudan a mitigar el contagio y que son altamente recomendables, como son: lavar con agua y jabón de manera frecuente las manos por al menos 30 segundos; usar gel anti-bacterial o soluciones de alcohol-gel al 70%; guardar distancia de al menos un metro y medio entre las demás personas; cubrirse con el codo al toser o estornudar; usar cubre bocas; evitarse tocar ojos, nariz y boca, mantenerse informado y sobre todo, permanecer aislado en casa. Desde el inicio de la “cuarentena” declarada en México, casi todas las actividades se han suspendido y sólo quedaron activas las actividades indispensables. Aun cuando este aislamiento ha ayudado en mitigar el crecimiento de contagios diarios, es claramente entendible que, con esta medida se ha afectado fuertemente la economía de muchas familias.

 

El semáforo epidemiológico

Para buscar el balance entre el aislamiento y la reactivación de la economía, el gobierno federal ha estado monitoreando el riesgo de propagación del virus, ponderando variables como la frecuencia acumulado de nuevos casos de gente infectada, la ocupación hospitalaria y las tendencias de estas variables. Con esto, se ha creado un semáforo con colores: rojo, naranja, amarillo y verde. El significado de cada uno de estos colores el siguiente:

 

  • ROJO: Se permitirán únicamente las actividades económicas esenciales, asimismo se permitirá también que las personas puedan salir a caminar alrededor de sus domicilios durante el día.
  • NARANJA: Además de las actividades económicas esenciales, se permitirá que las empresas de las actividades económicas no esenciales trabajen con el 30% del personal para su funcionamiento, siempre tomando en cuenta las medidas de cuidado máximo para las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de COVID-19, se abrirán los espacios públicos abiertos con un aforo (cantidad de personas) reducido.
  • AMARILLO: Todas las actividades laborales están permitidas, cuidando a las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de COVID-19. El espacio público abierto se abre de forma regular, y los espacios públicos cerrados se pueden abrir con aforo reducido. Como en otros colores del semáforo, estas actividades deben realizarse con medidas básicas de prevención y máximo cuidado a las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de COVID-19.
  • VERDE: Se permiten todas las actividades, incluidas las escolares.

 

Actualmente nuestro estado Morelos se encuentra en fase color Naranja y con el objetivo de seguir combatiendo el virus, evitar contagios, muertes e impulsar la economía del estado, es importante que TODOS actuemos con responsabilidad y sigamos las recomendaciones estipuladas. Además de las medidas de higiene ya mencionadas, hemos visto más frecuentemente es el uso de cubrebocas que ahora es casi obligatorio, entrega y uso de gel anti-bacterial en los comercios y en varios de ellos, toma de temperatura con pistola/termómetro infrarrojo. Esta última medida ha causado mucha controversia entre la población, al distribuirse información falsa como que la exposición a este aparato puede matar las neuronas o causar cáncer. Por esta razón, en este artículo daremos más información sobre el funcionamiento de la medición de temperatura por luz infrarroja y aclarar el mito de que su uso pueda lastimar, matar las neuronas o borrar la memoria.

 

Un poco sobre la historia del infrarrojo

En la segunda mitad del siglo XIX el científico inglés James Clerk Maxwell (1831-1879) estableció las ecuaciones que demostraban que la luz estaba compuesta por un mosaico de radiación electromagnética. La radiación electromagnética que incluye a longitudes de onda que van desde las ondas con mayor longitud como las ondas de radio, hasta las que tienen menor longitud como los rayos Gamma. La longitud de onda es la distancia de un máximo al próximo y se representa por la letra lambda (λ) (Figura 1). La región del visible ocupa una pequeña porción del espectro y se encuentra desde los 380 nanómetros (10-9 metros) hasta los 780 nanómetros, es ésta a la que el ojo humano responde. Al buscar nuevo material óptico, William Herschel descubrió accidentalmente la radiación infrarroja en el año 1800. El espectro infrarrojo se puede subdividir en infrarrojo lejano (1 milímetro a 10 µm (10-6 metros) de longitud de onda), infrarrojo medio (de 10 a 2.5 µm de longitud de onda), e infrarrojo lejano (de 2 500 a 750 nm de longitud de onda). La radiación infrarroja es emitida por cualquier cuerpo cuya temperatura sea mayor a 0 grados Kelvin, es decir, -273.15 grados Celsius. Los seres vivos, en especial los mamíferos, emiten una gran proporción de radiación en la parte del espectro infrarrojo, debido a su calor corporal, es por esta razón que algunas veces a la radiación infrarroja se le llama radiación corporal. Como pueden imaginar, la radiación corporal no puede matar a nadie, ni borra la memoria, esta radiación es totalmente inofensiva.